Como Comenzar Un Negocio, Parte 1

En esta primera parte voy a hablar de la importancia de dar un buen servicio y generar confianza en la gente que conocemos.

Hace varios años decidí comenzar mi negocio propio. En ese momento tenía un trabajo fijo en el que llevaba más de 15 años, parte del acuerdo con ellos es que no usas las listas de clientes internas para generar un negocio por fuera (similar a cualquier empresa que conozco como medida para proteger los datos personales de los clientes). Entonces en mi lista de contactos tenía mis familiares y amigos que había hecho en la empresa, ósea no tenía de donde buscar clientes y tampoco quería ir solo con familia porque no quisiera que ellos sientan que son un negocio para mi.

Hace unos días leí de Sofia Macias, la autora de “Pequeño Cerdo Capitalista”, que hay que ver en que somos buenos, aprovechar eso y así generar un ingreso extra.

Aquí sabía que algo importante a crear era “Confianza” en la gente que me daría ingreso, me dejaría volver a vender a la gente que ya le había dado servicio y lo más importante: me daría referidos y buenas recomendaciones. Hay una frase que he oído que dice “la primera impresión es la más importante”, así que sabía que la primer impresión tendría que ser buena siempre. También sé que sí alguien te va a pagar por un servicio tienes que darles el mejor servicio posible, que el cliente sienta que está recibiendo más por su dinero. Siempre tener la mejor actitud. Ser paciente. Tener excelentes modales. Escuchar bien. No estar atento solo al dinero. Ayudar, ayudar ayudar. Todo esto me iba a ayudar a generar “Confianza”, por lo tanto más ingreso y de nuevo lo más importante: nuevos clientes de recomendaciones que reciben de clientes que ya me conocen.

Ahora tenía que generar a mis primeros clientes. Ya sabía que servicio iba a dar ahora tenía que hacer algunas pruebas y ver como me salía. Hacer cálculos del gasto que iba a generar vender y entregar el servicio, para así poder saber cuanto cobrar.

Entonces comencé con un amigo cercano y su esposa (que también era mi dentista), los contacté porque necesitaban ayuda en lo que pensaba yo podría hacer. Les ofrecí mi servicio y aceptaron recibirlo, llegue puntual a su casa y les resolví los problemas que tenían. Ese día no cobre nada. Estaba comenzando y tenía que saber como iba a funcionar. Dí el mejor servicio que podía dar.

Dos días después este gran amigo me refirió con una socia de él, me dio su teléfono para marcarle. En ese momento sude del miedo, no sabía que iba a pasar pero me armé de valor y le marque. Me dijo que fuera a verla tal día, me dio sus datos.

Ese día hice lo mismo que mencioné arriba sobre como lograr la confianza de mi cliente y quedo muy contenta. Al momento de llegar la hora de pago, me preguntó “¿Cuánto te debo?” y directamente le dije el costo, sin evasiones ni miedo ni nerviosismo. Ella me pagó y fue la primera vez que alguien me pagaría en mi nuevo negocio.

Después de esto comencé a usar las Redes Sociales, mantener la comunicación con mis clientes, siempre dar el mejor servicio, ser puntual, hablar con la verdad, ser directo en el tema del dinero, asegurarme de cobrar y no dejarlo para después sin que se sienta el cliente como que solo pienso en eso. Ya he entregado más de 4000 horas de mi servicio que ha incluido contactar, vender, entregar y dar seguimiento post-venta a más de 300 clientes con 100% de satisfacción.

El punto que siempre me fijó es en generar esa confianza que la gente requiere cuando no te conoce y así ir construyendo una excelente reputación.

Bernardo Groenewold

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s